DIVORCIO POR INFIDELIDADES Y/O ABANDONO CONTINUO DEL HOGAR

"La infracción al deber de fidelidad no sólo se traduce en que uno de los cónyuges tenga relaciones sexuales extramatrimoniales, puesto que éste no es sino una forma en particular de infringir dicha obligación.


Así lo interpreta la Corte Suprema afirmando en un fallo que, incurre en esta infracción, el marido o la mujer que realiza una conducta que compromete la búsqueda del bien para ambos cónyuges, entendido éste último concepto en términos amplios, abarcador de todas las circunstancias de la vida conyugal. A su vez, el abandono del hogar presupone una decisión unilateral adoptada de manera consciente, reflexiva, y el estado de desamparo o desasistencia en que queda el otro, implica claramente violar de manera grave las obligaciones de vida en común, socorro y ayuda mutua en todas las circunstancias de la vida, razón por la que está contemplado como una causa grave de divorcio.Por tanto si se acredita tal abandono y el defensor de ausentes no prueba la concurrencia de alguna causa que justificara el alejamiento del hogar común del demandado, correspondería fallar a favor del divorcio culposo".

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar