DIFERENCIA ENTRE SEPARACION JUDICIAL POR CULPA V/S SEPARACION JUDICIAL POR CESE

Resulta pertinente señalar que la separación judicial, de  conformidad con lo que disponen los artículos 26 y 27 de la Ley N° 19.947,  es una acción judicial que puede ser ejercida por los cónyuges en dos hipótesis, si mediare  falta imputable al otro, siempre que constituya una violación grave a los deberes y obligaciones del matrimonio  o para con los hijos, que  torne intolerable la vida en común, y  por  el cese de la convivencia conyugal.

Sus efectos, entre otros, implican el cambio  del estado civil  de los litigantes a la de  separados, dejando subsistentes todos los derechos y obligaciones personales que existen entre marido y mujer, salvo  aquellos cuyo ejercicio sea incompatible con la vida separada, de manera que no se altera el derecho de sucesión entre ambos, con excepción de aquél que hubiere dado lugar a la separación por su culpa.

La causal en virtud de la cual se  declare la separación judicial, no es un hecho baladí, sino que puede constituir un factor determinante para el cónyuge que ejerce la acción,  puesto que las consecuencias que de ella emanan tienen  incidencia no sólo a nivel de derechos subjetivos, como lo sería el fundamento de la potencial acción de divorcio que se pueda llegar a deducir sino que, también produce efectos en el ámbito patrimonial de los cónyuges, atendido que permanecen vigentes  los  derechos sucesorios que existan entre ellos, a menos  que la causal por la cual se acoja la separación sea la culpa del cónyuge demandado, quien en ese evento, pierde dichas prerrogativas.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar